Tag Archives: estenopeica

Estenopeicas transerranas

Día Mundial de la Fotografía Estenopeica

Día Mundial de la Fotografía Estenopeica 2021

La verdad se mueve

Como dice el proverbio y el título del libro de Javier Adúriz.

Ajedrecísticas

Jugando en Gerli con Dani y Jose.

Adiós al trabajo

1- Amigas, amigos, hoy es mi último día: tras ocho años como trabajador lácteo, me retiro.

2- De alguna forma la decisión corona un largo proceso de reflexión que empecé en diciembre de 2015 (ofensiva patronal) en torno a los ·Poemas para no ir a trabajar·

3- El acuerdo para mi desvinculación incluye seguir cobrando el sueldo por un año: sí, un año sabático pago (lo más parecido a una renta básica que me tocó).

4- No voy a tener la presión de ganar el sustento, pero voy a estar disponible para proyectos de pocas horas semanales y bien remunerados. Y voy a dedicar más tiempo a proyectos colaborativos como ÑusléterGRaFiTi escritos en la calle, las fotos flasheras, el Alfabeto político, y algunas ideas nuevas.

5- Quiero agradecer a mis compañerxs y a mis delegados por todos estos años compartidos, con sus luchas, conquistas y celebraciones: desde antes de incorporarme, ya participaba en reuniones sindicales, siempre convencido de que la organización colectiva es el camino para mejorar las condiciones de vida (y de trabajo).

Antes de entrar tenía un reparo: me parecía excesivo trabajar de lunes a sábado y «milité» para que eso cambie. Gracias a ciertas circunstancias, a la capacidad de negociación de nuestros delegados, y a la decisión de la mayoría, dos años más tarde ganamos el descanso de fin de semana: siento que ese fue mi humilde aporte de vagancia para esta comunidad.

6- Esta «fuga del trabajo al hacer» da un poco de vértigo y mucha alegría.

«Retiro voluntario»

 

Si por mí fuera, no vengo más.
Por mí, no vengo más…
Es un chantaje.

Vengo por plata.

Cada día más difícil no faltar, y faltar,
y se acaban las excusas, y todo inverosímil,
y la verdad que igual cumplo,

y la verdad me chupa un huevo.

Lleguemos a un trato: reconozcan
mi tiempo malgastado en su trabajo,
ofrecen la cifra de mi trayectoria
y se ahorran la ingrata presencia,
ese fruncir de cejas y bruxismo,
de empleado díscolo, gremialero,

y el mal ejemplo de mis faltazos.

Yo tengo mil cosas mejores que hacer,
prioridades: descansar, soñar,
regar, buscar víveres, hacer arreglos,
visitar amigos, lugares, escribir,
leer, corregir, ir a reuniones,
imprimir los volantes para la marcha

por el ingreso básico universal…

De Poemas para no ir a trabajar (La Libre, 2019)

Actas del 1er Simposio Internacional Literaturas y Conurbanos

En junio de 2019 participé en el I Simposio Internacional Literaturas y Conurbanos en la Universidad Nacional Arturo Jauretche de Florencio Varela.

Estvuve en la mesa de «Poesía y territorio: poéticas de lo actual», coordinada por Carlos Battilana, y mi exposición fue sobre «Épica chusma y Furgón flashero: dos experiencias conurbanas desde y para micro-comunidades ampliadas».


A fines del 2020 se publicaron las actas, compiladas por Carolina Bartalini y Martín Biaggini, donde se pueden leer todas las presentaciones (la mía empieza en la página 111) .

Acá pueden descargar el archivo PDF:
ACTAS_PRIMER_SIMPOSIO_INTERNACIONAL_LITE

O verlo en Academia.edu.

Si están aprovechando el calorazo de este enero para investigar sobre relaciones entre conu y escritura, ahí tienen propuestas diversas para consultar.
.

Centenario

Visita al río

Visita a Patmo en Acassuso con @tankao.alix

#NoVendanLaCostanera
#buenosaires

Barriadas precarias, basura, fuego

Es de hace unos años, de la serie «Visiones periféricas», pero las noticias tristes de ayer (Guernica, Santa Elena), la trajeron de nuevo.

Entrenar en cuarentena

Ayer volvimos a las prácticas antifascistas de boxeo, en un contexto distinto: al aire libre, cerca del cementerio (en el paredón a nuestras espaldas, un grafiti decía «Dios, Patria, Familia», y en otro color alguien le había agregado a cada palabra un signo de interrogación y había contestado: «Puro cuento»).

En un grupo de seis, sin barbijo, pero manteniendo las distancias. Todos compartíamos el hecho de estar expuestos al virus por nuestros trabajos. Boxeo sin contacto: entrenamiento físico, técnica, juego de sombras.

Salvo un compa de veinte años y el profe que venían haciendo ejercicio, acaso como estrategia de supervivencia en el aislamiento, a los otros en mayor o menor medida (volumen de panza, agitación) se nos notaban los rastros de la indulgencia (habernos refugiado en los placeres del chupi y el morfi). Igual, todos le metimos con intensidad y sin bajar los brazos a esa hora y pico de sol entre los árboles, transpiración, risas y comentarios entrecortados.

Extrañamos el bidón hediondo de agua clorada que compartíamos en el gimnasio (que nos habrá inmunizado a tantas pequeñas pestes), y hay que rescatarse de no tocarnos la cara y pasarnos alcohol después de hacer flexiones en el pasto o la calle. Pero si el clima acompaña un poco, seguiremos buscando formas de encuentro y de mantenernos fuertes y solidarios.

Viaje litoraleño

Misión jesuítica en Jesús de Tavarangüé (Py)

Muelle en San Cosme y San Damián (Py).

Bote en el Ypacaraí, Areguá, Py.

Ña Nena, en la alfarería Páez Monges, Areguá, Py.

Hornito alfarero de Ña Nena.

Domingo y Lorena en la Alfarería Páez Monges de Areguá, Py.

Horno Noborigama de la Asociación de Artesanos de Areguá, Py.

Alix y Edu Barreto en el Mercado 4, Asunción, Py.

Estenopeicas del casorio (26-2-20)

 

Segundo de Artes de la visualidad en Avellamérica

Sábado 11 de julio, continuamos ensayando sobre «Artes de la visualidad» junto a Sole DaRaúl StolkinerGabriel Glaiman y Juan Manuel Cortés en las 3eras Jornadas Internacionales de Estéticas y Políticas Contemporáneas Nuestroamericanas (organizadas por @meclundav). Revisamos algunos trabajos y seguimos abriendo preguntas.

Las Jornadas continúan hasta noviembre. Acá el programa completo:
shorturl.at/tzDGO

El chino Oscar

El chino se estaba fumando un pucho en la puerta de su local; llevaba el barbijo en el cuello.

–Todavía no llega pedido.

Tuvo que ir a cobrarle a un cliente.

Apoyó el pucho en el suelo, contra el marco de la puerta, se puso bien el barbijo y entró.

Realizado el cobro, volvió, agarró el pucho, se bajó el barbijo y siguió fumando.

–Más tarde mando mensaje, si falta.

Tengo el teléfono con un montón de audios, comprensibles en diferentes grados, a traducir en código y cantidad.

Queda claro que una parte de este trabajo se puede hacer por teléfono (o whatsapp), lo que comporta que en un futuro nada lejano podemos volvernos reemplazables por aplicaciones. Entonces salimos a la calle para demostrar nuestro «valor» (agregado). Los riesgos de salir por el riesgo de no salir más.

El rollo verde

Estenopeicas sureñas (Las Grutas, Puerto Pirámides y Parque Nacional Los Alerces) con un rollo presumiblemente vencido.

Parque Nacional Los Alerces (Chubut).